Rejoignez Audispray sur Facebook!

¿HAY QUE LIMPIARSE LOS OÍDOS?

En pocas palabras

El cerumen es útil para la salud de nuestro oído. Sin embargo, si no se evacua correctamente, puede acumularse en el canal auditivo y formar un tapón de cerumen que puede causar pérdida de audición, vértigo, etc. Para evitar estas complicaciones, se recomienda la higiene regular del oído. Opte por aerosoles para el oído basados en agua de mar controlada microbiológicamente para facilitar su evacuación hacia el exterior.

Al igual que la nariz, la boca o la piel, los oídos requieren una higiene regular. Esenciales para la audición y el equilibrio, los oídos son órganos sensibles que requieren una atención adecuada. ¡Ponga atención!

¿Por qué es importante limpiarse los oídos?

Los oídos producen una sustancia grasa, amarillenta o parda: el cerumen, más comúnmente conocido como cera del oído. Secretado por las glándulas ceruminosas ubicadas en la pared del canal auditivo externo, el cerumen proporciona protección contra las bacterias al canal auditivo y al tímpano. Pero entonces, si es útil para nuestra salud, ¿por qué debemos limpiar los oídos?

A pesar de su papel protector, el cerumen puede ser causa de diversos inconvenientes. De hecho, la capacidad del oído para dirigir de forma natural el cerumen hacia el exterior puede verse afectada por múltiples factores. Si se acumula en el canal auditivo, se puede formar un tapón de cerumen y causar algunas complicaciones.

Limpiarse los oídos es protegerse contra diversos trastornos del oído.

La higiene regular del oído permite una buena evacuación del cerumen hacia el exterior del canal auditivo. Su cantidad queda así regulada, evitando la formación de un tapón de cerumen. Adoptar la costumbre de limpiarse los oídos con una solución adecuada permite:

  • mantener una buena audición,
  • evitar dolores, acúfenos y vértigos*,
  • evitar la retención de agua en el canal auditivo,
  • permitir que el médico vea bien el tímpano durante un examen,
  • asegurarse de que su audífono funcione de manera óptima*.

¿Cómo limpiarse bien los oídos?

¿Qué método elegir para limpiarse los oídos?

Es preferible no utilizar objetos como pinzas para los oídos o bastoncillos de algodón. ¿Por qué? Porque pueden ser peligrosos: de hecho, el tímpano está muy cerca de la entrada del canal auditivo, por lo que es fácilmente accesible. Esta membrana es extremadamente sensible: el riesgo de lesiones es real*.

Para limpiar los oídos de manera eficaz y suave, se recomiendan soluciones acuosas: el agua acompañará al cerumen hacia la entrada del canal auditivo y facilitará su evacuación hacia el exterior.

¿Con qué frecuencia debe limpiarse los oídos?

A menos que sea una situación especial, se recomienda limpiarse los oídos aproximadamente 2 veces por semana.

se nettoyer les oreilles

¿Qué solución acuosa elegir para limpiarse los oídos?

¡Los beneficios del agua de mar en el cuerpo son numerosos! ¿Sabe que tiene propiedades cerumenolíticas? La sal marina disuelve las partículas de cera, facilitando su evacuación hacia el exterior.

Bebé, niño, adulto... ¿Cómo dosificar la cantidad de solución? Recuerde elegir un producto que ofrezca un sistema de dosificación adaptado a las necesidades de su usuario.

Si bien los aerosoles para los oídos no se recomiendan para los bebés debido a la sensibilidad de sus oídos, representan una solución interesante a partir de los 3 años. Opte por una nebulización suave y amplia. Para evitar cualquier sensación de presión, elija una boquilla adecuada que deje que circule el aire.

¿Cómo elegir el producto de higiene correcto para los oídos?

* Fuente científica: Doctor Pierre Drweski, ORL.

Al continuar su navegación, usted acepta el uso de cookies y tecnologías similares que permitirán el uso de sus datos por parte de nuestras empresas del grupo y de terceros, tales como agencias de publicidad asociadas, con el fin de obtener estadísticas de audiencia, ofrecerle servicios y contenidos editoriales relacionados con sus intereses.