¿CÓMO LIMPIAR LOS OÍDOS DEL BEBÉ?

En pocas palabras

Limpiar los oídos del bebé es una parte esencial de su higiene Pero, ¿cómo debe hacerse? El médico pediatra Patrice Attal nos ofrece a continuación algunas claves para hacerlo correctamente: se recomienda una limpieza diaria del pabellón auricular y de la parte posterior de la oreja. En cuanto al conducto auditivo, solo requiere una o dos limpiezas a la semana. Así se regulará la cantidad de cerumen. El Dr. Patrice Attal recomienda que los padres jóvenes realicen esta operación después del baño, idealmente con una solución a base de agua de mar.

LA LIMPIEZA DEL BEBÉ ES UN MOMENTO PRIVILEGIADO, ESENCIAL PARA SU SALUD Y COMODIDAD, ESTE MOMENTO DE COMPLICIDAD DEBE TENER LUGAR CON SUAVIDAD Y A SABIENDAS DE LAS ACCIONES CORRECTAS QUE HAN DE REALIZARSE. PASO A PASO, NOS OCUPAMOS DE SUS OJOS, SU NARIZ, SU PIEL... Y SUS OÍDOS, ¿DE TODO ESO?

¿Hay que limpiar los oídos del bebé?

Los oídos de los recién nacidos, al igual que los nuestros, producen cerumen . Conocida comúnmente como cera de oído, esta sustancia grasa proporciona al conducto auditivo y al tímpano una protección natural contra las bacterias. (1)

Pero entonces, si el cerumen es bueno para la salud del bebé, ¿debería quitarse? El Dr. Patrice Attal, médico un pediatra, nos responde: «El cerumen protege los oídos de los lactantes de las impurezas circundantes: no es dañino, por lo que no debemos tratar de eliminarlo a toda costa a diario... Aunque sea tentador, hay que procurar que no se nos vaya de las manos: lo importante en realidad es moderar la cantidad de este cerumen. Para ello, se debe realizar una limpieza de oído regular y adecuada. »

En los lactantes, como en los niños y los adultos: ¡la higiene del oído es importante  ! Regular la cantidad de cerumen presente en el conducto auditivo significa evitar que se acumule en el fondo del canal y forme un tapón de oído . Por lo tanto, se trata ante todo una medida preventiva.(2)

Sigo informándome, ¿cuáles son los síntomas del tapón de cerumen?

«Limpiar con regularidad los oídos del bebé también permite al pediatra observar correctamente su canal auditivo y su tímpano, un gesto esencial en la prevención de las infecciones otorrinolaringológicas», señala el Dr. Patrice Attal. «Si el interior de su oído está demasiado congestionado, será difícil hacer un diagnóstico o administrar cualquier tipo de tratamiento.»

Limpiar bien los oídos del bebé: ¿cómo hacerlo?

Limpiar bien los oídos del bebé: ¿cómo hacerlo?

¿Cuándo? ¿Con qué frecuencia?

¿Cuál es el mejor momento para limpiar los oídos de un recién nacido? El Dr. Patrice Attal recomienda que los nuevos padres lo hagan después del baño: «El calor del baño tenderá a suavizar todas las secreciones presentes en el conducto auditivo, facilitando así la limpieza de los oídos del bebé. Además, el momento se presta bien a ello; después de bañar a un bebé, se limpian los ojos, la nariz, la boca... y los oídos. »

¿Qué ocurre con la frecuencia? «Pueden limpiarse la parte posterior de la oreja y el pabellón auricular del lactante diariamente. Sin embargo, en lo que se refiere al interior del oído, basta con 1 a 2 limpiezas a la semana», recomienda.

¿Con qué hay que limpiar los oídos del bebé?

Detrás de la oreja del bebé hay un pliegue. Se recomienda limpiar esta zona diariamente para evitar la formación de pequeñas costras o eccemas. A tal efecto, el Dr. Patrice Attal aconseja el uso de una compresa (idealmente estéril) humedecida con agua tibia. «Limpie con delicadeza, sin presionar. Continúe esta manipulación en el pabellón auricular del lactante.»

En lo que respecta al interior de los oídos, los otorrinolaringólogos están todos de acuerdo: vale más evitar el uso de bastoncillos de algodón . ¡Esto es aún más cierto en el caso de los lactantes!3 El Dr. Patrice Attal nos explica: «El conducto auditivo de un bebé es más corto y estrecho que el de un adulto. La piel de su interior también es más frágil. Para evitar los riesgos, a saber, irritar el conducto auditivo, lesionar el tímpano del lactante o posiblemente contribuir a la formación de un tapón de cerumen, sencillamente podemos elegir un método más suave.»

«Como pediatra, aconsejo a los padres jóvenes que limpien los oídos de su bebé con una solución natural: la solución a base de agua de mar hipertónica. Esta solución acuosa permitirá, en primer lugar, enjuagar el conducto auditivo del lactante y, en segundo lugar, evacuar las secreciones al exterior del oído. Adaptadas a las necesidades de los más pequeños y fáciles de usar para los padres, las soluciones a base de agua de mar hipertónica están disponibles en las farmacias.»

Y para los mayores: limpieza de oídos, ¿qué producto hay que elegir?

Para limpiar los oídos del bebé, ¿cómo hacerlo?

El Dr. Patrice Attal sugiere el siguiente proceso: «Después del baño, acueste al bebé boca arriba, idealmente en un cambiador colocado a la altura correcta. Gire suavemente la cabeza a un lado para que pueda ver su perfil. Cuanto menos se mueva el lactante, mejor. Ahora puede administrarle la solución. Después de un período muy corto de tiempo, el líquido fluirá naturalmente al exterior del oído. Limpie suavemente las secreciones con una pequeña bola de algodón y seque el pabellón auricular. Repita la maniobra en el otro oído.»

Fuentes:
/ Interview Docteur Patrice Attal – Décembre 2019.
(1) Définition, causes et symptômes du bouchon de cérumen. 2019. https://www.ameli.fr/
(2) Justin O. Sevy; Anumeha Singh. Cerumen Impaction. 2017
(3) Guide de santé pour les enfants de 0 à 14 ans, docteur Eve Balzamo, Flammarion. 2014
https://destinationsante.com/faut-il-laver-les-oreilles-de-bebe.html

¿Sabías eso?

Al continuar su navegación, usted acepta el uso de cookies y tecnologías similares que permitirán el uso de sus datos por parte de nuestras empresas del grupo y de terceros, tales como agencias de publicidad asociadas, con el fin de obtener estadísticas de audiencia, ofrecerle servicios y contenidos editoriales relacionados con sus intereses.